Los enemigos de la Productividad

En este camino a tener una vida más estructurada y organizada nos podemos topar con diferentes obstáculos que nos hacen pensar que lo estamos haciendo todo mal, aunque por lo general este no es el caso, simplemente hay que hacer unos pequeños ajustes. Por eso hoy queremos platicarte de los peores enemigos de la productividad para que aprendas a detectarlos y evitar que te hagan daño:


1. Creerte la mujer maravilla

Esto es algo súper común que todas hemos hecho en algún punto de nuestra vida, consiste principalmente en creer que podemos hacer absolutamente todas las actividades que tenemos en mente y si bien es cierto que organizándose todo es posible, hay veces que tenemos que poner un límite para poder darle toda nuestra atención a aquellas cosas que son vitales dentro de nuestra rutina. Si no puedes hacer todo no pasa nada, recuerda que ir lento pero seguro es mejor que ir rápido.


2. Procrastinar o el famoso “Mañana lo hago”

Ay, cómo nos encanta esa frase de “mañana” y conforme van pasando los días seguimos diciendo que “mañana” y así sin darnos cuenta ya se pasó un mes completo. Procrastinar es el acto de postergar tareas o actividades hasta el último minuto o hasta que ya no nos queda de otra más que hacerlas. Esto no sólo te va a quitar más tiempo a largo plazo, si no que es probable que por las prisas y la presión termines haciendo las cosas no tan bien como lo hubieras planeado.


3. La Negatividad

Esto suena bastante obvio ¿no? Sin embargo, es de lo que más hacemos sobre todo cuando se trata de nosotras mismas. “No puedo”, “no soy tan buena”, “no hay forma de que logre eso” son pensamientos bastante comunes y que si bien parece que no tienen trascendencia, son cosas que se quedan impresas en tu mente y comienzan a acumularse poco a poco. Si piensas de forma negativa, también vas a vivir así y eso es lo que vas a transmitir a los demás. Cada que uno de estos pensamientos se instale en tu mente trata de encontrar la raíz y corrígelo por algo positivo: “claro que puedo”, “está complicado, pero puedo lograrlo”, “soy buena en esto porque lo he estudiado y practicado”, “confío en mí”.


¡Ahora ya lo sabes! Estos son los principales enemigos de la productividad, seguro se te van a presentar más de una vez en tu camino, lo importante es saberlos reconocer y enfrentar para que te afecten lo menos posible.



25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SUSCRÍBETE